BIZCOCHO DE CAFÉ CON CALABAZA

Publicado Por: María Eguia En: Cafés El: Comentarios: 0 Hits: 153


La semana pasada volví a casa de mis padres, y según entré por la puerta, el olor. Mi infancia reflejada en un olor. Olor a tarta de café con calabaza.
De pequeña mi madre la preparaba con calabaza, una calabaza enorme, pero le di a probar este otro método y le encantó.

Si os gustan los aromas caseros y los bizcochos bien esponjosos, este os va a encantar.

Para 4 personas (o 2 si comen mucho...): Antes que nada, vamos a usar las medidas que usábamos en mi casa, que son con la tarrina del yogurt.

  • Harina normal 4 tarrinas
  • Huevos 4
  • Azúcar 2 tarrinas
  • Aceite virgen extra 1 tarrina
  • Yogur natural 1 (si encontramos de calabaza mejor aun)
  • Café 

Empezamos separando la clara y de yema. A la hora. de escoger los boles, tened en cuenta que en uno mezclaremos ingredientes y en el otro con la clara haremos un merengue por lo que ambos boles deben de ser de un tamaño mas bien grande. 

Una vez hayamos separado estos dos ingredientes, donde esté la yema, echaremos el yogurt, y el azúcar. Los removeremos un poco. Luego añadimos el aceite, harina y el café. Mezclamos muy bien con la batidora, si es de varillas mucho mejor. 

Mientras, prepara el molde. Nosotros en casa siempre hemos usado la mantequilla para eso, aunque sabemos que hay un spray que hace la misma función. 

Ahora es el turno de la clara. Con la batidora (preferiblemente de varillas), usamos un mismo ritmo y velocidad, y al poquito rato ve echando azúcar. A los 5 minutos mas o menos parecerá un dibujo al mover la batidora. No pares aun. Espera unos 20 segundos más, hasta que el rastro de la batidora se quede totalmente marcado.

Una vez pase esto, mezclaremos todo en un mismo bol. Y cuando esté muy bien mezclado, le echaremos dos sobrecitos de levadura, revolver, y al horno.

Llena el molde con la masa y hornea durante 30 minutos a 160ºC. Pincha al rato con algo largo y finito. si sale limpio, está hecho y listo para sacar, si no, déjalo un ratito más y vé vigilando que no se queme.