CAFÉ AROMATIZADO UN PLACER PARA EL PALADAR

Publicado Por: María Eguia En: Cafés El: Comentarios: 0 Hits: 1280


El café se puede aromatizar de muchas maneras, con especies o hierbas, se puede aromatizar al molerlo, guardarlo, en casa, al prepararlo, pero una de las formas más fáciles es comprarlo ya aromatizado.

El café es muy sensible a adquirir aromas, por eso es importante que, al abrir el empaque, guardes tu café en un pote hermético, lejos de la luz y el aire. Y por supuesto alejado de sustancias que pueden alterar el sabor y aroma de tu café. Nadie quiere probar un café con aroma a jabón, por ejemplo.

¿Cómo se hace el café aromatizado?

Hay varias formas de aromatizar el café, una de ellas es durante el almacenaje. Al guardar el café junto a especies o hierbas, éste con el tiempo suficiente, tomará parte del aroma que esté en el envase. Sin embargo, a la hora de la infusión se perderá parte de la intensidad.

Otro de los métodos de aromatizar el café es durante la molienda. Al moler el grano se le añade la especie, o hierba al proceso. Esto hace que se integre más con el grano y da un mejor resultado.

Un tercer método implica agregar el aromatizante durante la infusión, es decir cuando se prepara el café. También puedes agregarlo al café ya hecho, cuando se va a servir. Son buenas opciones, pero implican tener a mano cualquier hierba o especie que quieras agregarle a tu café y por supuesto la correspondiente colada de cualquier hoja, o rama que hayas añadido en trozos que no quieras ver flotando en tu café.

Adicionalmente si tomas café con leche, otra opción sería aromatizar la leche, o también puedes aromatizar el azúcar a usar.

Compra el café aromatizado

Si quieres hacer tu vida más fácil y además disfrutar de una buena variedad de cafés aromatizados te invitamos a visitar Casa Eguia, bien sea en nuestras tiendas físicas o en nuestra tienda on line en casaeguia.com, donde podrás encontrar una amplia variedad de cafés aromatizados que seguro te van a encantar, como por ejemplo: