TODO ACERCA DEL ROOIBOS

Publicado Por: María Eguia En: Rooibos El: Comentarios: 0 Hits: 163


Muchos de nosotros nos hemos sumergido en el mundo de los tés, las infusiones y rooibos. Pero... ¿sabemos realmente si el Rooibos es té, infusión o una nueva categoría?¿Qué. los diferencia? ¿De dónde sale el rooibos? ¿Por qué es bueno tomarlo?

Nosotros nos hemos informado... y ahora te lo contamos TODO TODO.

Una infusión es una bebida que se prepara a partir de agua caliente con hojas, flores y/o plantas. Entonces, ¿un té es una infusión? Sí, pero no todas las infusiones son té.

Se considera té a las infusiones que se hacen a partir de plantas que contienen teína, es decir: los tés tienen teína, las infusiones como la manzanilla, poleo, o la cola de caballo no tienen teína y, por lo tanto no se les consideran tés, sino infusiones.

Para aquellas personas que son sensibles a la teína, es más recomendable tomar tés durante la mañana, y si sencillamente no quieres teina, puedes tomar las. infusiones siempre que quieras.

En caso del Rooibos, ahora te explicaremos su origen y la diferencia con el té y las infusiones.

En Africa, los Khoissan ya conocían la planta del Rooibos, y la venían utilizando desde tiempos antiguos como una poderosa planta medicinal, en aplicaciones externas como heridas, llagas y quemaduras, pero también en infecciones respiratorias.

Antes de la Primera Guerra Mundial, y a causa de la carencia de las provisiones de té procedentes de Asia, el rooibos pasó a ser una alternativa muy bien valorada. Pero ha sido ahora, a principios del siglo XXI, cuando el rooibos ha irrumpido con fuerza en el mercado mundial hasta hoy en día, que lo podemos encontrar en cualquier cafetería o bar. 

El rooibos constituye una infusión de sabor agradable, que apetece tomar tras las comidas o a media tarde, que además nos aporta grandes beneficios para nuestra salud. Los principios activos que le confieren su importancia medicinal y curativa son los siguientes:

  • Ácido fenólico.
  • Polifenoles, con efectos antioxidantes.
  • Ácido caféico.
  • Sales minerales, hierro, cobre, sodio, potasio, zinc, flúor.
  • Vitamina C, en pequeñas cantidades.

Estos principios activos hacen del rooibos un remedio con efectos antioxidantes, antialergénicos, expectorantes, antisépticos, digestivos, carminativos, astringentes y diuréticos. 

El té rooibos se ha convertido en una de las alternativas al té, precisamente porque a diferencia de éste no contiene cafeína. De ahí que pueda ser consumido a cualquier hora del día, incluso por la noche como opción relajante para ayudarnos a relajar nuestro organismo y a conciliar mejor el sueño.

Y sí, no es un té, pero sí es una infusión.